Renán Barrera, el primer alcalde en la historia de Mérida en encabezar por tercera ocasión la administración municipal y en hacerlo dos veces seguidas

En sencilla y austera ceremonia, enmarcada en Sesión Solemne de Cabildo, Renán Barrera Concha rindió esta noche su Compromiso Constitucional como Presidente Municipal de Mérida de la administración 2021-2024, con lo que se convierte en el primer alcalde que ha estado al frente del municipio por tres administraciones, al menos en los últimos 100 años de historia de la ciudad.

Con este hecho, Barrera Concha también hace historia como primer alcalde reelecto de manera consecutiva, luego de la reforma constitucional que permite esta figura y que en Yucatán está en vigor desde 2018.

Igualmente, forma parte del grupo de tres alcaldes que han logrado triunfos electorales frente al PRI por la alcaldía. Los otros dos son Víctor Manuel Correa Rachó, en 1968, y Ana Rosa Payán Cervera, quien encabezó el Ayuntamiento dos veces, la primera en el período 1991-1993 y la segunda en 2001-2004.

En su mensaje a la ciudadanía, el Alcalde remarcó la necesidad de continuar el trabajo conjunto entre todos los sectores de la sociedad para seguir la ruta de progreso y bienestar ya trazada para Mérida.

En una Sesión Solemne de Cabildo, celebrada en el auditorio “Silvio Zavala Vallado” del Centro Cultural “Olimpo” y transmitida por medios digitales, Renán Barrera atestiguó la rendición de compromiso constitucional de los regidores integrantes del Cabildo. Atestiguó el evento el gobernador del Estado, Mauricio Vila Dosal, Victor Hugo Lozano Poveda, Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado y el Abog. Ricardo Ávila Heredia, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado.

Ante un reducido grupo de invitados, entre representantes ciudadanos, políticos, religiosos y de los tres niveles de gobierno, así como de organizaciones civiles, educativas y cámaras empresariales, el Concejal agradeció la confianza ciudadana que le permite encabezar por tercera vez el Ayuntamiento.

“Me siento tres veces honrado, tres veces agradecido, tres veces obligado a dar siempre más”, expresó

Al hablar sobre sus ciclos de gobierno anteriores, subrayó que en el primero le tocó recuperar una ciudad agraviada, oscurecida y en banca rota, la cual entregó recuperada funcionando.

“El segundo fue un ciclo difícil enmarcado por la peor pandemia mundial de los últimos siglos, inundaciones y males reales que otros convirtieron en ataques desmedidos”, añadió.

Puntualizó que al participar en un proceso de reelección se sometió al juicio ciudadano y de nuevo lo favoreció la voluntad popular.

“Competimos, uno entre diez; debatieron y atacaron todos contra uno y aún así, el resultado fue favorable con más de 163 mil votos. En la primera elección de 2012, ganamos por 4%, en la segunda con 17 % y ahora por casi 20% de diferencia respecto del más cercano competidor”, destacó.

Agregó que esos números lo llaman al agradecimiento, la responsabilidad y el compromiso, no a la vanidad.

“También me llaman a escuchar más, a consultar frecuentemente y a decidir de manera conjunta con la sociedad, ya que es la participación ciudadana lo que hace grande a las ciudades y los municipios”, señaló.

Propuso a la ciudadanía una convocatoria abierta para que todas y todos busquemos las soluciones a los grandes retos de la actualidad.

“Mérida es sin duda una de las mejores ciudades para vivir de México y México sería un país más feliz si hubiera más municipios como éste, con todo y que tenemos problemas por resolver”, agregó.

Ante invitados especiales, como la secretaria de Gobierno, María Fritz Sierra, y representantes de los poderes legislativo y judicial, el Presidente Municipal destacó el cambio y crecimiento acelerado de la ciudad en los últimos años, que convierten a Mérida en un municipio movido, dinámico, cada vez más complejo para la toma de decisiones y la corrección de desórdenes históricos, pero que mantiene una calidad de vida reconocida en el país y el extranjero y que sigue atrayendo habitantes de otros sitios.

Barrera Concha aseguró que Mérida es una sola porque quiere unir a las diferencias en torno al respeto, al diálogo, la convivencia de nuestras virtudes y el ejercicio de nuestros derechos, pero a la vez está compuesta por una multiplicidad de personas, grupos, orígenes, géneros, idiomas, razas y niveles de desarrollo.

Enfatizó que el gobierno municipal trabaja para la ciudadanía entera, donde todas y todos tienen los mismos derechos, pero también las mismas obligaciones.

Apuntó que los recursos municipales provienen de los ciudadanos y su inversión fundamental se orienta a fortalecer los bienes comunes, que son responsabilidad compartida.

“No hay presupuesto público, política pública o programa de gobierno, que sean suficientes para resolver los problemas de una comunidad, sin la participación decidida de cada uno de sus miembros. Somos las meridanas y los meridanos quienes elegimos nuestro destino todos los días con nuestro comportamiento y nuestras elecciones cotidianas”, dijo.

El Alcalde se comprometió a usar los recursos públicos de manera correcta, eficiente, transparente y sobre todo destinarlos a los aspectos estratégicos que la sociedad demande; a velar por el buen funcionamiento urbano, al adecuado desempeño de los servicios públicos y a aumentar su cobertura con los mayores estándares de calidad posibles.

Asimismo, en su compromiso ante la sociedad mencionó el uso de todos los recursos disponibles para mantener los índices de seguridad ciudadana “y desde luego disipar todas las dudas que existan en el accionar de la policía de Mérida”.

En este tema, comentó que ya solicitó al comandante Mario Arturo Romero, uno de los fundadores de esta policía, que inicie un programa de modernización, equipamiento y sobre todo capacitación para todos sus elementos de modo que esta corporación se vuelva el orgullo auténtico de nuestra ciudad.

“No es menos lo que han pedido nuestros conciudadanos. No es menos lo que les vamos a entregar”, expresó.

Consideró titánico el trabajo por venir para seguir consolidando a Mérida en todos los aspectos, pero confió en que cuenta con el apoyo de miles de ciudadanos comprometidos, con las asociaciones civiles organizadas cada vez más activas y propositivas y del equipo de trabajo municipal.

Asimismo, anticipó que el gabinete municipal que propondrá mañana al Cabildo tiene algunas ratificaciones y también algunos cambios, a fin de seguir equilibrando la experiencia y la innovación que no admiten demoras ni curvas de aprendizaje.

“Las novedades implicarán redoblar esfuerzos en salud, en economía, en la aplicación de los programas de asistencia social y otros rubros”, puntualizó.

Barrera Concha también remarcó la importancia del trabajo coordinado con los demás órdenes de gobierno para avanzar más rápido en la atención y servicio de la ciudad.

“Vengo con toda la humildad posible a confirmar mi gratitud y mi compromiso con los meridanos y las meridanas. En estos años he aprendido de las más diversas circunstancias económicas, sociales, legales, administrativas, jurídicas y humanas”, afirmó.

Indicó que todas estas experiencias le han permitido aprender, entre otras cosas, que tomar decisiones políticas es casi siempre elegir entre dos bienes o evitar dos males, pero siempre hay que tomar en cuenta el bien mayor y entre los males el menor, de modo que lo esencial permanezca.

Habló también de la necesidad de equilibrar criterios entre las demandas de la opinión pública y las verdades técnicas y éticas, ya que es fácil caer en la tentación de obedecer a grandes tendencias volátiles de opinión y, desde luego, es redituable hasta cierto punto. No obstante, la verdad, el deber y la obligación moral pueden estar a veces en la opinión de las minorías o en hechos desconocidos, mismas que deben ser escuchadas para tomar decisiones ponderadas.

Subrayó que las sociedades bien informadas toman mejores decisiones que aquellas en donde priva la calumnia y la diatriba que afectan la confianza en las personas y en las instituciones y no demuestran fehacientemente los hechos. Mérida merece vivir con confianza entre sus ciudadanos y luchar porque la verdad siempre aparezca.

“Enfrentar los problemas, los errores, las equivocaciones, cuando los hay, con sinceridad, con voluntad correctiva, es la mejor manera para construir convivencia, paz y confianza futura”, puntualizó.

El Alcalde agradeció el apoyo de su familia, en especial de su esposa Diana Castillo Laviada, sus hijos Renán y Daniela, así como sus padres y hermanos para hacer frente a los momentos difíciles que le ha tocado enfrentar.

También agradeció a todos los integrantes del gabinete que entrará en funciones y a los que estuvieron en la administración que recién concluye.

A todos hizo un llamado a la unidad y a realizar un esfuerzo conjunto porque “si podemos funcionar como equipo, podremos más”.

A los integrantes del nuevo Cabildo les reiteró su voluntad política diálogo, amistad y cariño para realizar un trabajo respetuoso por el bien de Mérida.

En su discurso también agradeció el trabajo de los medios de comunicación, especialmente “a aquellos que buscan incesantemente la verdad al precio que sea. A los que mienten, les agradezco también que hagan, por colisión, más brillante la verdad”.

Entre los asistentes al evento estuvieron también el General de Brigada Diplomado de Estado Mayor Francisco Miguel Aranda Gutiérrez, Comandante de la 32 Zona Militar en representación de la X Región Miliar, Contralmirante Cuerpo General Diplomado Estado Mayor, Sergio Reyes Rodriguez, Jefe de Estado Mayor de la Novena Zona Naval, Comisario Diplomado Mayor Francisco Diaz Gonzalez, Coordinador de la Guardia Nacional en Yucatán así como diputados locales y federales.

En la ceremonia se contó con la asistencia de los ex alcaldes de Mérida: Ana Rosa Payan Cervera. Luis Correa Mena, Xavier Abreu Sierra, Manuel Fuentes Alcocer, César Bojórquez Zapata así como la actual secretaria de Gobierno, María Fritz Sierra, quien fuera alcaldesa interina.

También Luis Felipe Esperón Villanueva, Magistrado Segundo, Adda Lucelly Cámara Vallejos, Magistrada Primera de la Sala Colegiada Civil y Familiar del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán, Abogada Mygdalia Astrid Rodríguez Arcovedo, Magistrada Tercera de la Sala Colegiada Civil y Familiar del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán y los presidentes de los comités directivos estatal y municipal del PAN, Asís Cano Cetina y Víctor Merari Sánchez Roca, así como representantes de cámaras empresariales, asociaciones civiles y religiosas e instituciones académicas.