OPINIÓN/ CÁMARAS EMPRESARIALES GRISES EN CANCÚN

LAS CÁMARAS EMPRESARIALES CON NULA PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES EN CANCÚN.

Existe un principio político que indica que cualquier Gobierno con todo el control y la fuerza de la imposición se va descomiendo y pierde el sentido de su verdadero fin, el cual en primera instancia es el de servir a la gente y ver por el bien común.

Tomando como base dicho principio, las organizaciones de las cámaras empresariales nacen con el objetivo de dar una unidad y fuerza a las principales demandas de los sectores comerciales, restauranteros, turísticos, entre otros ante el Gobierno siendo una pieza más en la balanza de la gobernanza del país y de los municipios.

Desafortunadamente, en Quintana Roo —una de las entidades con mayor relevancia en el país— estas organizaciones se encuentran debilitadas, ya que la voz empresarial que debería proponer, incentivar y ser proactiva en el desarrollo de la ciudad, simplemente no tiene mayor presencia.

Coparmex Quintana Roo, dirigida por Adrián López Sánchez y el Consejo Coordinador Empresarial, entre otras, podrían y deberían tener más fuerza en las decisiones de Gobierno y fungir como centinelas.

La realidad que impera en el Estado es que existe una enorme decidía, falta de compromisos y un escaso interés por parte de sus representantes, quienes no ven más allá de sus intereses.

Un futuro ocre o la simple extinción está sellada si estás organizaciones no retoman su verdadero origen, así que esperamos que pronto recapaciten y empiecen a jugar el importante rol que les compete en Cancún.


#ELTLATOANI