Morenistas se acusan mutuamente ante suspensión de asambleas en Campeche

La secretaria general en funciones de presidente estatal de Morena, Patricia León, y el exdirigente municipal Carlos Ucán Yam, en diferentes conferencias de prensa, intercambiaron acusaciones por los disturbios que el 19 de octubre obligaron a suspender las asambleas distritales para renovar el consejo estatal del partido.

Patricia León culpó a Ucán Yam y a otras personas vinculadas a su grupo político de haber incitado los desmanes que provocaron la suspensión de la asamblea en el distrito I, con sede en Campeche, y al expriista Ramón Ochoa de haber hecho lo mismo con la asamblea en el distrito 2, con sede en Ciudad del Carmen.

En conferencia de prensa, León, a quien se le identifica con el grupo que lidera el senador Aníbal Ostoa, culpó también a gente externa y del gobierno federal, a la que se negó a identificar, de haber interferido.

Y advirtió que hará “todo lo posible para que quien ya no deba estar en Morena ya no esté en Morena”.

Sostuvo que “gente externa”, del PRI y del PAN, “intenta meterse al partido, “como ya lo hizo en el gobierno federal”, para apoderarse de él, “y de una vez lo anuncio: aquí no se los vamos a permitir”.

En los últimos meses, se han incorporado a Morena expriistas como Ramón Ochoa Peña y la senadora Rocío Abreu, que ha pasado por casi todos los partidos.

León dijo que los congresistas que se elegirían en las frustradas asambleas participarían en el Congreso nacional de Morena del 23 de noviembre. Antes, el día 10 de ese mes, elegirían a la nueva directiva estatal. Si las asambleas no se reponen a tiempo, el CEN de Morena enviará un delegado nacional, lo cual, dijo, “es preocupante”.

Por su parte, Ucán Yam, en otra conferencia de prensa, respondió que fue el propio grupo de Patricia León, del que también forma parte el diputado local José Luis Flores, el que orquestó los desmanes del sábado para retener el control del partido, al que, acusó, están prostituyendo.

-“¿Quién es el favorecido si no se renueva la dirigencia?”, cuestionó.

Ucán Yam, a quien la comisión de honor de Morena le suspendió sus derechos como castigo por haber instado a los jóvenes a tomar como ejemplo de superación al Chapo Guzmán, dijo que no intervendrá en el proceso de renovación de la directiva estatal de Morena, pero exigió que Flores Pacheco “saque las manos” y que Aníbal Osta “ponga orden” a su gente.

También acusó a Flores de estar al servicio del exgobernador Alejandro Moreno Cárdenas, a quien dejó irse impunemente a la dirigencia nacional del PRI, “sin exigirle cuentas, a pesar del daño que le hizo a Campeche”.

Dijo que el legislador, quien lidera a la bancada de Morena en el Congreso local, violó los estatutos del partido al haber sido impuesto diputado plurinominal sin haber pasado por la tómbola, y sólo llegó al cargo para venderse al gobierno.