En lo que va de 2019 han muerto 293 elefantes y 96 personas en Sri Lanka

En la lucha por la supervivencia entre los humanos y los elefantes, de enero a septiembre de 2019, han muerto 293 elefantes y 96 personas, informó el Departamento de Vida Silvestre de Sri Lanka.

M. Sooriyabandara, director del Departamento de Conservación de la Vida Silvestre, declaró durante una entrevista que el Departamento de Vida Silvestre y el gobierno están tratando de minimizar el conflicto humanos-elefantes colocando cercas alrededor de hábitats de elefantes para prevenir que entren en el hábitat humano.

El funcionario indicó que se han tomado otras medidas para minimizar el número de muertes que este año ha llegado a cifras muy elevado.

“Se adoptará acción legal estricta para cualquiera que sea atrapado al entrar al hábitat de los elefantes con el objetivo de dañarlos. Los funcionarios del departamento están vigilando continuamente la situación“, indicó Sooriyabandara.

Matar a elefantes silvestres en Sri Lanka es un delito castigado con la muerte, sin embargo, existen reportes regulares de aldeanos enojados que los envenenan o les disparan.

La semana pasada, siete elefantes fueron hallados muertos en la Reserva Forestal de Habarana, en un supuesto caso de envenenamiento, dijo el departamento, lo que ocasionó que el gobierno iniciara una amplia investigación.

Los elefantes muertos incluyeron a una elefanta preñada.

Sooriyabandara dijo que se están realizando más investigaciones para precisar la causa exacta de las muertes.

Los registros oficiales muestran que la población de elefantes silvestres en Sri Lanka está calculada en 7,500.